miércoles, 28 de mayo de 2014

LOS GELES. COMO TOMARLOS

Los geles son el suplemento deportivo estrella para las carreras y entrenamientos largos.  Pero este aparentemente inofensivo suplemento puede arruinarte una carrera si no se toman correctamente.  

Pero si se toman bien, los geles no tienen por qué ocasionarte ningún problema y pueden aportarte mucha energía para tus músculos y ayudarte a mejorar tu rendimiento. Vamos por partes. 

En primer lugar,  los geles hay que tomarlos muy despacio. Los geles son un producto extremadamente concentrado de azúcares y sales. La idea de los geles es llevar en muy poco volumen, muy poco peso y muy poco espacio una gran cantidad de energía. Pero esto es un arma de doble filo. Si te tomas un gel de golpe, mientras estás en pleno esfuerzo, tu sistema digestivo recibirá, también de golpe, un semilíquido muy concentrado con una osmolaridad altísima. Esto puede hacer que tu estómago no lo tolere y te obligue a vomitarlo, o que llegue a tu intestino  y éste se vea obligado a sacar agua (de la circulación hacia el intestino) para poder digerirlo y absorberlo, lo que probablemente provocará una diarrea. Si por el contrario vas tomando el gel a pequeños traguitos, tu sistema digestivo recibirá todos sus nutrientes muy lentamente y podrá absorberlos y asimilarlos sin ningún problema. Además, así sus azúcares pasarán a la sangre también lentamente, sin riesgo a que se produzca una hipoglucemia reactiva que te deje seco. Yo siempre les digo a mis deportistas que lleven el gel en la mano y tarden por lo menos  5-10 minutos en tomarlo y así nunca tienen problemas.

Lo segundo, los geles como norma general han de tomarse con agua, nunca con bebida isotónica. Las bebidas isotónicas están formuladas para llevar la máxima cantidad de hidratos tolerables por nuestro sistema digestivo. Si a esto le añadimos un producto tan concentrado como un gel, ya tenemos las molestias digestivas aseguradas. Por lo tanto, cuando tomes geles, o cualquier otro alimento, bebe agua sola.

Por último: debes entrenar a tu cuerpo a tomar los geles durante los entrenamientos. Nunca deben hacerse pruebas el día de una carrera. La alimentación y la hidratación también se entrenan. Si vas a participar en carreras de cierta distancia que requieren que bebas y te alimentes, debes acostumbrar al sistema digestivo a asimilar líquidos y alimentos durante los entrenamientos. Lo más probable es que si nunca antes has comido mientras corres, tu cuerpo “proteste” con flato, molestias y retortijones. Pero poco a poco debes ir acostumbrándote a correr con líquido en el estómago y con ciertos alimentos. Cada corredor o caminador es un mundo y debe ir probando qué es lo que mejor le sienta y qué marca es la que asimila mejor o más le gusta. Haz las pruebas durante los entrenamientos y llévate a la carrera sólo lo que sabes que no te da problemas.

Ah! por favor, ¡no tiréis el envoltorio al suelo! No cuesta nada meterlo en la riñonera o mochila y llevarlo hasta el siguiente avituallamiento. Cuidemos y respetemos nuestro entorno.

1 comentario:

  1. Lo tendré en cuenta ya que me he puesto a correr después del verano y me está costando bastante, probaré a ver que tal me van con los geles, gracias por la ayuda

    ResponderEliminar